Please enter CoinGecko Free Api Key to get this plugin works.

Con estos indicadores podrás evaluarla

35

El acoso escolar y el ciberacoso provocan cada año más de 200.000 muertes en menores en todo el mundo, ya sea por homicidio o por inducción al suicidio, según información de la ONG International Bullying Sin Fronteras (BSF). Además, España ocupa la tercera posición en bullying en el mundo, con cerca de 70.000 casos en el período 2022-2023. Ante estos alarmante datos, contar con protocolos que hagan frente a estos problemas así como una correcta convivencia escolar son claves para evitar que esta lacra siga sucediendo. Y este es precisamente el objetivo que tiene el estudio ‘Indicadores para evaluar y mejorar la convivencia escolar’, desarrollado por María José Díaz-Aguado, catedrática de Psicología de la Educación de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y que puede resultar útil como herramienta para los centros educativos.

Indicadores para la mejorar la convivencia escolar

“La convivencia escolar es un factor clave para el éxito educativo y el desarrollo integral de las personas, y por ello merece toda nuestra atención y compromiso. No solo tiene una gran influencia en el clima escolar, en el desarrollo personal y social del alumnado y en su rendimiento académico; además, interviene en la prevención de la violencia”, subrayó Pilar Alegría, Ministra de Educación y Formación Profesional en la reunión del Pleno del Observatorio Estatal de la Convivencia Escolar, en la que presentó el estudio.

El informe señala distintos indicadores con los que, entre otras cosas, es posible analizar de manera eficaz la realidad de la convivencia en los centros educativos y sentar las bases para desarrollar acciones que la mejoren, evaluando la calidad de la convivencia desde diversas perspectivas, las relaciones entre iguales, entre el profesorado y el alumnado o entre las escuelas y familias. A continuación, se explican las principales característicos de cada uno de ellos:

Convivencia Escolar

Calidad global de la convivencia del centro 

Reflejan si el alumnado, los docentes  y los equipos directivos de un mismo centro coinciden en el nivel de calidad de la convivencia. También ponen de manifiesto que el colectivo con más responsabilidad (el equipo directivo) suele valorar el clima de convivencia en el centro de forma más positiva que los otros dos grupos. Entre las pautas derivadas de estos indicadores destacan las propuestas sobre: cómo empoderar al profesorado para que pueda ejercer la autoridad con la máxima calidad y eficacia; desarrollar una educación inclusiva y prevenir el abandono escolar temprano; cómo promover un elevado sentido de pertenencia y vinculación con la escuela a través de la participación; así como sobre su desarrollo como una comunidad de aprendizaje basada en la cooperación.

Las relaciones entre iguales

Suelen ser destacadas por la mayoría del alumnado como lo mejor de la escuela y la principal fuente de apoyo socioemocional que encuentran en ella, sobre todo en la adolescencia. Pero para que así suceda es necesario que haya una buena integración entre iguales, con suficientes oportunidades para desarrollar relaciones de amistad. Además, en este punto se presentan indicadores para evaluar dichas oportunidades, así como sus principales problemas: el acoso escolar y otras formas de maltrato entre estudiantes; y pautas sobre cómo favorecer dichas relaciones a través del aprendizaje cooperativo desde cualquier materia, y sobre cómo desarrollar programas integrales de prevención de la violencia, con especial atención al acoso escolar y a la violencia de género.

Las relaciones entre alumnado y profesorado

Para construir una adecuada convivencia es fundamental que exista una interacción de calidad entre el alumnado y el profesorado en las situaciones de enseñanza-aprendizaje, que ocupan la mayor parte del tiempo que ambos pasan en el centro. En este punto se analiza de qué depende su calidad, cómo evaluarla y cómo favorecerla. A partir de lo cual se describen sus principales obstáculos, la disrupción y su posible escalada, cómo evaluarlas y cómo prevenirlas. 

Las relaciones entre la escuela y las familias 

La calidad de la educación mejora cuando existe una buena relación entre las familias y la escuela, así como cuando se fomenta desde el centro su participación en las decisiones escolares y las familias se implican, construyendo una cultura de responsabilidad compartida y apoyo mutuo. Analiza cómo desarrollarlo, y se presentan indicadores para evaluar la relación de las familias con la escuela desde las distintas perspectivas implicadas: el apoyo de las familias al profesorado y de éste a las familias, las oportunidades que existen para que participen en la escuela, su satisfacción con las reuniones a las que acuden, su valoración de las normas escolares y las medidas correctivas, cómo pueden apoyar la autoridad del profesorado y su colaboración para resolver conflictos. 

El contexto de la convivencia escolar: condiciones, recursos y obstáculos en el centro y en su entorno

 Presentan indicadores sobre las características contextuales del centro y de su entorno. Se inicia con aquellos que permiten un diagnóstico global de los obstáculos y necesidades de la convivencia escolar desde la perspectiva del profesorado y los equipos directivos. Sus resultados reflejan la especial relevancia de tres condiciones que se analizan: las medidas correctivas, la formación del profesorado y los planes de convivencia e igualdad.

Ver fuente

Los comentarios están cerrados.