¿Criptomonedas?… ¡Hablemos de Ether y Ethereum!

El Ether es hoy la segunda criptomoneda más exitosa del mundo, solo por debajo del Bitcoin.

423

El surgimiento de las criptomonedas ha cambiado para siempre la forma de hacer transacciones comerciales. Eso, porque se trata de elementos especialmente diseñados para ser intercambiados y operados como cualquier otra divisa tradicional, aunque con una ventaja: las monedas digitales son más seguras, rápidas y descentralizadas.

Conocer cómo funcionan las criptomonedas es fundamental en el mundo de hoy, y es por eso que se ha vuelto vital saber diferenciar muy bien qué es Ethereum y qué es Ether, dos términos que se han venido utilizando para nombrar a una moneda virtual en particular. ¿Significan lo mismo? ¡No! Estas palabras tienen diferente connotación: Ethereum se refiere al sistema o plataforma en la que se gestiona la Ether o, lo que es lo mismo, la mencionada criptomoneda.

La plataforma se desarrolló en 2013. Lo hizo un joven ruso llamado Vitalik Buterin con la intención de cambiar el sistema financiero mundial basándose en la aplicación de la tecnología blockchain para la creación de contratos inteligentes y de Ether, la criptomoneda. Eso, para garantizar el cumplimiento de los contratos en un tiempo establecido, de manera segura y sin la intervención de terceros.

Dicho esto, es justo mencionar que Ether sólo puede ser manejada por Ethereum, la plataforma que la diseñó. Sus componentes avanzados (hardware y software) permiten que Ether esté en funcionamiento siempre, literalmente. La tecnología con la que cuenta permite operar de manera segura y transparente en las transacciones comerciales, sin riesgos de fraude… ¡Y no solo transacciones comerciales! También hablamos de intercambios financieros, crowdfunding, dirección de compañías, contratos y acuerdos, propiedad intelectual, votos, entre otros elementos.

El Ether es hoy la segunda criptomoneda más exitosa del mundo, solo por debajo del Bitcoin. El precio actual de Ethereum (ETH) es de 388.24 USD. Invertir en esta moneda aporta algunas ventajas y diversos beneficios, los cuales se listan a continuación:

  • No la controla ningún gobierno, por lo cual su precio no es manejado por ninguna autoridad.
  • Su tiempo de verificación es de 16 segundos. Eso le permite realizar transacciones más rápido en comparación de Bitcoin.
  • Es más difícil de falsificar que las divisas tradicionales.
  • No permite que existan intermediarios al hacer las transacciones.
  • Ethereum no tiene ningún límite, y su oferta la establecen sus creadores y los mineros que las fabrican.
  • Posee contratos inteligentes integrados en la misma plataforma.
  • Su sistema es de código abierto, lo que permite crear mejoras.

Invertir en Ethereum se puede hacer de dos maneras, siendo la primera minar esta criptomoneda y, la segunda, comprarla (lo cual se puede hacer a través de exchanges o monederos, además de trading).

Los comentarios están cerrados.