You have not selected any currencies to display

Hospital de Escocia ofrece servicios para criptoenfermos

Enfermos por las criptomonedas ya tienen un hospital

213

No es mentira cuando se dice que la fiebre por las criptomonedas está ocupando todos los espacios de la sociedad: bancos, organizaciones, establecimientos, entes gubernamentales y ahora hasta los centros asistenciales se preparan para recibir una nueva patología a la cual hasta podrían llamarle los “criptoenfermos”.

Por muy exagerada que parezca la situación, un hospital de Escocia se ha tomado en serio el asunto de tener un espacio para atender a personas que lleguen con alguna enfermedad relacionada con las criptomonedas, específicamente se trata de servicios de atención y terapia.

Se hace referencia específicamente al Castle Craig Hospital, ubicado en Peeblesshire, Escocia, quienes luego de tomarse en serio el asunto decidieron desarrollar un esquema de atención que es muy similar al que se da a los adictos a los juegos de azar o apuestas.

Notiblockchain-blockchain
Notiblockchain: Quienes presenten problemas con las criptomonedas recibirán terapias

Una de las terapeutas del lugar es Chris Burn, quien destaca:

“El mercado de las criptomonedas es fluctuante y de alto riesgo por lo que atrae al jugador compulsivo… este mercado brinda emoción y un escape de la realidad. Bitcoin, por ejemplo, ha sido objeto de fuertes intercambios y se han logrado enormes ganancias y pérdidas. Es una situación clásica de burbuja“.

Pero no solo Burn estará a cargo de esta labor que ya empieza a sorprender a muchas personas, ella estará acompañada también de Tony Marini, un caballero que en otrora fue adicto a las apuestas y juegos de azar pero que logró superar su problema gracias a la atención que le dieron en el Castle Craig Hospital:

“Después de haberlo superado, mi experiencia con la adicción me da una visión y empatía hacia otras personas que tienen el mismo problema. Veo el comercio de criptomonedas como una forma para que las personas escapen de sí mismas a otro mundo, porque no les gusta el mundo en el que están“.

Definitivamente, será un caso digno de seguir ¿Cuántas personas empezarán a recibir esta terapia desde ahora?

Los comentarios están cerrados.