You have not selected any currencies to display

bl0ckch41nnews:¿Cuáles son los mejores fondos para invertir en oro?

19

Visto en: https://rankiapro.com/

¿Es un buen momento para invertir en el metal precioso? ¿Qué oportunidades esconde y cómo le afecta la situación actual?

Invertir en oro representa una de las estrategias favoritas en el mundo de las inversiones. Su cotización fluctúa en función de la oferta y demanda del metal, pero también en relación con el oro como activo de inversión. Activo refugio por excelencia, el oro es uno de los productos estrella en momentos de pánico en los mercados o en épocas de inflación (por su relación inversa con los tipos de interés), ya que su precio suele ser más estable que el de otros activos. Sin duda, la crisis del Covid-19 han reforzado esta tendencia y cada vez son más los inversores que invierten en esta materia prima mediante fondos de oro. Además, invertir en esta commoditie representa un papel importante en las carteras de inversión desde una perspectiva estratégica.

La evolución del precio del oro desde el 2020 ha mostrado algunos altibajos, y con la situación actual de los mercados, materias primas como el oro, podrían ser una interesante oportunidad de inversión.

Mejores fondos de oro

Ahora bien, viendo las cifras anteriores, ¿es momento de invertir en fondos de oro? ¿Cuáles son las mejores oportunidades de inversión que puede ofrecer este metal? ¿Cómo se han visto afectados los fondos que invierten en oro por los últimos acontecimientos como la actual guerra en Ucrania y la alta inflación? Para conocer la respuesta a estas y más preguntas, hemos analizamos los fondos que invierten en renta variable del sector del oro y metales preciosos que mayores rentabilidades anualizadas han conseguido durante los últimos tres años, según datos de Morningstar.

Edmond de Rothschild Goldsphere

Gestor del fondo: Christophe Foliot y Adeline Salat-Baroux

Este fondo se creó en 2010. Su objetivo es obtener una rentabilidad superior a la de su índice de referencia, el FTSE Gold Mines Price Index, invirtiendo principalmente (al menos el 70% del patrimonio neto) en el sector de la exploración, extracción, transformación y/o comercialización de oro. Su volatilidad es del 34,93% y tiene un ratio de Sharpe de 0,67.

Landolt Investment (LUX) SICAV – Gold

Gestor del fondo: No publicado

Este fondo se creó en 2003 y su objetivo es aumentar el valor de su inversión a largo plazo. Invierte un mínimo de dos tercios de su capital disponible (activo neto) en una cartera de acciones de empresas activas en la exploración, producción, procesamiento, transporte y distribución de productos energéticos (petróleo, gas, electricidad, carbón, etc.), así como en acciones de empresas que prestan servicios y suministran equipos a la industria petrolera. Con el fin de aprovechar las fluctuaciones del mercado o protegerse frente a ellas, o con fines de gestión eficiente de la cartera, el fondo podrá utilizar instrumentos derivados. Destinado a inversores que comprendan sus riesgos y deseen invertir durante un periodo mínimo de 5 años, el benchmark del fondo es ‘FTSE Gold Mines PR USD’. Su volatilidad es del 39,76% y tiene un ratio de Sharpe de 0,69.

DJE – Gold & Ressourcen

Gestor del fondo: Stefan Breintner

El oro puede contribuir significativamente a la estabilidad de una cartera. En cuanto los mercados entran en crisis, muchos inversores empiezan a buscar un “refugio seguro“. El desencadenante – ya sea un terremoto bancario, una crisis financiera, una pandemia o una guerra, por recapitular sólo los últimos 15 años – es casi secundario. El oro se considera la primera opción. Esto se debe a que el metal precioso se caracteriza por propiedades que, en conjunto, lo hacen único: Es relativamente raro, duradero, no puede producirse artificialmente y puede prestarse, por lo que sirve como depósito de valor.

DJE – Oro y recursos: Explota activamente oportunidades en los mercados de metales preciosos y materias primas

El DJE – Gold & Resourcen es un fondo temático de renta variable mundial. La cartera concentrada de 50-70 valores se centra en empresas dedicadas a la extracción, transformación y comercialización de oro. Se añaden valores de un universo de materias primas más amplio, como empresas mineras diversificadas, metales no ferrosos, petróleo y gas, con fines de diversificación. Esta estrategia agnóstica puede ajustar dinámicamente su exposición a los valores mineros auríferos entre el 30 y el 100%. Con el oro como foco de inversión, el fondo presenta unas características de correlación muy atractivas con respecto a las estrategias de inversión tradicionales.

El fondo temático de renta variable mundial se centra en acciones de oro y metales preciosos, productores de materias primas diversificadas, productores de metales básicos, empresas químicas y productores de petróleo y gas. El fondo persigue un enfoque ascendente agnóstico de referencia con una selección de valores de alta calidad, centrándose en los fundamentales de las empresas, así como en el ciclo económico de las empresas mineras y los productores de petróleo y gas. Se prefieren los productores sin deuda con una estructura de costes competitiva que puedan generar flujos de caja libres incluso a precios más bajos de las materias primas.

Franklin Gold & Precious Metals Fund

Gestor del fondo: Steve Land y Frederick Fromm

El fondo Franklin Gold and Precious Metals se centra en invertir en empresas que exploran o extraen oro u otros metales preciosos como la plata, el platino y el paladio. Aunque no invertimos directamente en oro u otros metales preciosos, nuestras inversiones se benefician directamente de la subida de los precios del oro y del aumento del valor del oro y de los ingresos por la venta.  Las empresas centradas en el uso del oro están muy correlacionadas con los movimientos del oro, pero a menudo tienden a ser más volátiles. En la práctica, esto significa que una asignación más pequeña a diferentes empresas de oro, nos hace tener una cartera más diversificada y podemos reducir la volatilidad más que invirtiendo directamente sólo en oro.

Muchas empresas auríferas y de metales preciosos han visto cómo la evolución del  precio de sus acciones han sido inferiores a las variaciones de su flujo de caja por acción, lo que ha dado lugar a una contracción de los múltiplos de valoración, a pesar de que los fundamentales han mejorado en general, dada la fuerte generación de caja en el entorno actual. Los precios récord del cobre también deberían apoyar a los productores de metales preciosos.

Durante los periodos de subida de los precios del oro, como hemos visto en los dos últimos años, tendemos a asumir más riesgos específicos de las empresas, invirtiendo en empresas en fase inicial, ya que los mayores márgenes potenciales y el mayor acceso al capital ayudan a compensar algunos de los riesgos de desarrollar nuevas minas. Por otra parte, en periodos de caída de los precios, solemos reducir el número de participaciones, centrándonos en empresas con una producción de bajo coste y unos balances sólidos como forma de gestionar el riesgo.

La mayoría de las empresas mineras siguen siendo muy disciplinadas en comparación con ciclos anteriores y siguen centradas en crear mejores negocios mejorando la estructura de costes de sus operaciones, pagando la deuda y racionalizando su base de activos.  En ciclos anteriores, las empresas perseguían el crecimiento de la producción, permitiendo que los costes aumentaran en línea con el precio del oro, de modo que los accionistas nunca sintieron realmente los beneficios de los precios más altos.  En este ciclo, los equipos directivos se centran cada vez más en generar un flujo de caja netos que pueda devolverse a los accionistas mediante dividendos o reinvertirse en proyectos de alta rentabilidad.

Creemos que las acciones de oro de pequeña y mediana capitalización pueden presentar algunas de las mejores oportunidades, dadas sus valoraciones generalmente más bajas y nuestra creencia en la necesidad de una mayor actividad de fusiones y adquisiciones, ya que las empresas mineras tratan de reponer sus recursos tras varios años de limitada actividad de exploración y desarrollo.

Dada la actual coyuntura económica mundial, creemos que tiene sentido tener cierta exposición a las acciones de oro y metales preciosos como parte de una cartera diversificada. Hemos posicionado el Franklin Gold and Precious Metals Fund para que no sólo se beneficie si los precios de los metales preciosos suben, sino que también invertimos en empresas que pueden añadir valor mediante el descubrimiento de nuevas onzas y la construcción de nuevas operaciones mineras, incluso en un entorno de precios del oro planos o ligeramente a la baja.

CM-AM SICAV – CM-AM Global Gold

Gestor del fondo: Charlotte Peuron y Aloys Goichon

CM-AM Global Gold es un fondo de renta variable de productores de metales preciosos. En general, invertimos entre un 70% y un 80% en productores de oro y tenemos cierta diversificación en productores de plata y metales del grupo del platino. También tenemos una fuerte posición en empresas de royalties/streaming. Clasificamos las empresas en 4 categorías en función de su volumen de producción, el número de minas y el nivel de riesgo.

Somos selectores de valores. Para seleccionar las empresas realizamos un doble análisis financiero y extrafinanciero. Esto nos permite comprender y medir plenamente todos los riesgos. Se analizan todas las explotaciones mineras de cada empresa:

  1. Características técnicas: producción, leyes, vida de la mina, tamaño de las reservas, ubicación.
  2. Criterios ESG: energía utilizada, volúmenes de reactivos empleados, relaciones con la comunidad local, seguridad.

Todos ellos repercuten en los volúmenes de producción, los costes de producción, las inversiones a realizar… y, por tanto, en la rentabilidad de los proyectos. Por supuesto, también nos centramos en el historial de gestión. Una buena ejecución del proyecto (a tiempo, dentro del presupuesto…) se traduce en mejores rendimientos para las partes interesadas y los accionistas. Por supuesto, incluimos en nuestro análisis el riesgo país (fiscalidad, código minero…) y el riesgo de seguridad.

Para construir la cartera, el peso de cada empresa depende de la totalidad de estos riesgos y oportunidades identificados durante este doble análisis, y del rendimiento potencial de las acciones. Nuestra cartera está concentrada, podemos poseer entre 40 y 60 empresas, 45 en la actualidad.

 

 

Ver fuente

Los comentarios están cerrados.