You have not selected any currencies to display

bl0ckch41nnews:Acuñando innovación: la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre

25

¡Hola, Mortales! Hoy nos embarcaremos en un viaje a través del tiempo para descubrir los orígenes y la evolución de una de las instituciones más emblemáticas de España: la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT).

Aunque recientemente ha recibido una gran atención internacional a causa de los carismáticos Dalís de mono rojo, la FNMT tiene más historia como España, ya que sus raíces entroncan con la Edad Media.

Y, sin embargo, pese a su antigüedad, es una institución vanguardista que nos ofrece servicios tan necesarios en la era digital como los medios de autenticación telemáticos, tales como el certificado electrónico.

Por ello, hoy proponemos un viaje que no solo nos llevará a entender cómo se crean las monedas que tintinean en nuestros bolsillos y los billetes que guardamos en nuestras carteras, sino también a apreciar la rica historia y el progreso tecnológico que caracterizan cada detalle de su producción.

Desde el fin del trueque hasta la era digital: una cronología viva

La historia de la FNMT como institución con ese nombre se remonta a 1893, aunque su legado es tan antiguo como la propia existencia de la moneda. Desde su origen como método de intercambio, la creación de monedas fue un oficio artesanal realizado en espacios propios de cada época y región.

Durante la Edad Media, solo el rey en funciones tenía el derecho de acuñar moneda, utilizando talleres itinerantes que acompañaban a la corte. Alfonso VI de España fue pionero en la modernización de este proceso al acuñar su propia moneda y establecer dos casas de moneda permanentes en Toledo y León. Con el tiempo, surgieron más establecimientos, tanto estatales como privados, conocidos como cecas.

Aunque la idea de que pudiese haber distintos productores de medios de pago suene rocambolesca, es necesario matizar que en la época en la que esto se produce el dinero no era dinero fiat, sino que las monedas eran simplemente una forma de almacenar metales preciosos como oro y plata.

Es decir, un maravedí valía su peso en oro, por lo que la acuñación de monedas era simplemente el proceso de dar forma al oro para que tuviese el peso y forma estándar de un maravedí, un doblón o un florín, entre muchas otras monedas.

Por tanto, el uso de la moneda era simplemente una razón de comodidad a la hora de no cargar con una balanza para pesar cuánto oro y plata entregamos a cambio de cada compra.

Así, en teoría, un maravedí alfonsí (que toma su nombre de Alfonso X) debía contener en torno a 3,84 gramos de oro. Su valor era exactamente igual a esos 3,84 gramos de oro, ni más ni menos. De lo contrario, se producirían grandes desajustes si alguien estuviese dispuesto a entregar una moneda con 2g de oro a cambio de un maravedí.

Bien, pues siendo este argumento relativamente sencillo de comprender, no fueron pocos los reyes y soberanos que causaron crisis económicas de magnitudes relevantes por “fijar” arbitrariamente el valor de su moneda e inventarse que de repente 2g de oro eran equivalentes a 3g. La Edad Media y el Renacimiento son épocas enormemente ricas en lo relativo a pifias y “grandes” ideas que provocaron daños gravísimos a la economía, pero de ello hablaremos en otro post, puesto que la lista es interminable.

Retornando a las casas de la moneda, Felipe V, el primer rey de la dinastía Borbón, nacionalizó todas ellas, e hizo desaparecer las privadas. Bajo el mandato de Isabel II, existían siete cecas estatales: Madrid, Barcelona, Sevilla, Pamplona, Jubia (en La Coruña), Segovia y Manila (en Filipinas). Las monedas que se fabricaban en cada ceca tenían distintivos únicos. Sin embargo, todas excepto la de Madrid cesaron operaciones cuando la peseta se convirtió en la moneda oficial del país.

La FNMT, tal y como la conocemos hoy, nació de la fusión de la Casa de la Moneda con la Fábrica del Sello, convirtiéndose en la entidad responsable de producir no solo moneda, sino también sellos y papel sellado, elementos esenciales para la seguridad y la economía del país.

En el siglo XX, la FNMT asumió un papel aún más significativo al incorporar las técnicas más avanzadas de la época en la impresión de billetes y documentos de seguridad. La llegada de la democracia y la inserción de España en la Unión Europea supusieron nuevos desafíos y oportunidades, a los que la FNMT respondió con innovación y adaptación, manteniendo siempre la calidad y seguridad que la caracterizan.

Hoy día, la FNMT no solo es un símbolo de la historia monetaria, sino también un ejemplo de modernización y adaptación tecnológica. Con la incorporación de sistemas digitales y la oferta de servicios electrónicos, ha sabido mantener su relevancia en un mundo que avanza rápidamente hacia lo digital, sin perder de vista la artesanía y el cuidado en cada pieza que produce, sea física o electrónica.

Así, Mortales, la FNMT es un ente que ha sabido atravesar los siglos, convirtiéndose en una institución fundamental que no solo provee de medios de pago seguros y eficientes, sino que también custodia parte de la historia y la identidad de España. Veamos ahora los servicios actuales que ofrece, para entender cómo su trabajo impacta en nuestra vida diaria.

Principales actividades de la FNMT

Cuando pagamos en efectivo o mostramos un documento que nos identifique, rara vez nos detenemos a pensar en el origen de estos objetos cotidianos. Sin embargo, detrás de ellos se combinan precisión, seguridad y tecnología proporcionados por la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre. Vamos a sumergirnos en los servicios clave que esta institución trae a nuestra sociedad.

Billetes y monedas: lienzos y grabados en circulación

La impresión de billetes y la acuñación de monedas es aún hoy el servicio estrella. Cada billete combina elementos artísticos con las más avanzadas medidas de seguridad dictadas por el equipo de expertos del Banco Central Europeo.

Estas características de seguridad, que incluyen marcas de agua, hologramas y microtextos requieren de una elevada tecnología tanto en la materia prima (papel, plásticos) como en la impresión, en la que se siguen unos estándares de calidad muy estrictos. El objetivo es el de dificultar la falsificación y favorecer la durabilidad de los billetes, aportando comodidad a los usuarios del euro.

En lo relativo al diseño de billetes y monedas, la FNMT, junto con otras fábricas distribuidas por Europa, sigue los patrones determinados por el BCE, que como seguro conoces, representan diferentes estilos arquitectónicos de Europa (en los billetes) e iconos representativos de los países de la Eurozona (en el caso de las monedas). Si tienes interés en conocer más detalles sobre el diseño y las medidas de seguridad, te invitamos a visitar la web dedicada del BCE a este tema:

https://www.ecb.europa.eu/euro/banknotes/current/denominations/html/index.en.html#es2-200

Además de las monedas de uso corriente, la FNMT también produce series limitadas y colecciones para coleccionistas y aficionados a la numismática, convirtiendo cada lanzamiento en un evento esperado con gran anticipación. Por ejemplo, con motivo de la presidencia española de la UE en 2023, la FNMT sacó a circulación una moneda especial de 2€, que puedes ver en la siguiente imagen:

La impresión de seguridad: más que papel

La impresión de seguridad de la FNMT va más allá de la producción de papel moneda; ya que sus elevados estándares de seguridad permiten dar una garantía de autenticidad y confianza en una variedad de documentos que requieren la máxima verificación y seguridad.

Estos papeles especiales forman la base de documentos tan importantes como el pasaporte, el carné de conducir y los visados, que deben resistir no solo el paso del tiempo sino también los intentos sofisticados de falsificación.

La FNMT también juega un papel crucial en la economía nacional a través de la impresión de precintos fiscales para el tabaco y las bebidas alcohólicas, que sirven como garantía para las arcas del Estado y para los consumidores. Certifican que el Estado ha recibido los impuestos debidos, y ofrecen al consumidor la confianza de que el producto ha sido comercializado conforme a la ley, cumpliendo así con los controles establecidos.

En cuanto a juegos de azar, la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre produce una variedad de artículos que varían ampliamente tanto en su proceso de creación como en las dinámicas propias de los juegos y sorteos asociados.

La principal inquietud de los gestores de juegos de azar y las autoridades es garantizar la inviolabilidad de los billetes y boletos emitidos contra la falsificación o alteración.

Se emplean métodos como el uso de papel con filigranas, tintas invisibles y otros mecanismos de seguridad para identificar inmediatamente cualquier copia ilegítima. Además, cuando los boletos incluyen números o datos únicos esenciales para el juego, se diseñan para que cualquier manipulación los dañe de forma permanente. Entre los artículos más destacados se encuentran los billetes de la lotería nacional, los cartones de bingo y los distintos boletos de apuestas del Estado como la Quiniela, la Bonoloto y la Primitiva.

Identificación y más: claves de identidad digital

La identificación digital es uno de los campos más dinámicos y críticos en la actualidad, y la FNMT está en el corazón de esta transformación en España. Con el auge de las transacciones y servicios en línea, la FNMT proporciona la infraestructura esencial para una identificación segura y verificable.

El DNI electrónico y los certificados digitales emitidos por la FNMT permiten a los ciudadanos y a las empresas interactuar con la administración pública y realizar operaciones bancarias con plena seguridad jurídica y con la comodidad de no tener que moverse de casa.

Además, la FNMT ha desarrollado sistemas de tarjetas inteligentes y aplicaciones de seguridad móvil que posibilitan un mundo de servicios digitales seguros, desde el acceso a edificios hasta sistemas de pago por móvil. Estos avances son fundamentales para una sociedad cada vez más digitalizada y conectada.

Otros productos de la FNMT

  • Etiquetas que garantizan la calidad de los productos agroalimentarios, como las utilizadas por los Consejos Reguladores de Denominación de Origen.
  • Sellos Notariales.
  • Etiquetas Sanitarias.
  • Títulos universitarios.
  • Licencias de transporte.
  • Tarjetas del Censo Electoral.

Mortales, como hemos visto hoy, la FNMT hace mucho más que sellos y billetes, probablemente muchas de ellas con mayor valor incluso que el billete de 200€.  A través de sus innovaciones y su compromiso con la calidad, la FNMT no solo fabrica dinero, sino que también forja una parte de nuestra identidad como nación y es todo un orgullo para nuestro país, siendo una institución de reconocido prestigio internacional.

Pero sin duda, aún nos queda una pregunta interesante a resolver: ¿qué pasa con el dinero que se imprime? ¿Quién decide cuándo se imprime? ¿Qué billetes imprime la FNMT? De todo ello hablaremos en nuestro siguiente post, dedicado al ciclo monetario. Así, comprenderemos el enorme viaje que debe acometer cualquier moneda o billete desde el momento de su concepción en las mentes encargadas de la política monetaria hasta que llegan a nuestro bolsillo.

Y así, mientras el dinero continúa su viaje infinito, en Finanzas para Mortales seguimos comprometidos con desentrañar y compartir los aspectos más útiles y curiosos de las finanzas, para que todos puedan comprender y aprovechar al máximo este mundo, a menudo complejo, pero siempre fascinante. Porque las finanzas, al final del día, son para todos los mortales.

Prof. Julián Óscar Hernández Florindo

Doctor en Economía de la Empresa y Finanzas

Formador de Finanzas para Mortales

Ver fuente

Los comentarios están cerrados.