You have not selected any currencies to display

Luis Bautista Garrido Palacio | ¡Entérate! Inversiones inmobiliarias: ¿Cuántos tipos hay? ¡Ventajas y desventajas!

74


DAT.- Algo que repiten constantemente los expertos en finanzas es que las inversiones inmobiliarias pueden ser una gran forma de conseguir unos ingresos extra. Y están en lo cierto: estas pueden ser una manera más que fiable con la que ganar un dinero adicional y generar ingresos pasivos a medio plazo.

Ahora bien, y como explica Luis Bautista Garrido Palacio, las inversiones inmobiliarias son muy variadas y hay distintos tipos de ellas. En ese sentido, es muy importante saber cómo elegir la más adecuada y cuáles pueden ser más recomendables dependiendo de cada ocasión y objetivo del inversor.

Tipos de inversiones inmobiliarias

Hablar de inversiones inmobiliarias no es hacerlo únicamente de comprar pisos u otro tipo de inmuebles. Existen otros tipos de acciones inmobiliarias con las que poder manejar adecuadamente la inversión. ¿Cuáles? Veamos:

  • Propiedades de alquiler: El alquiler de propiedades o inmuebles residenciales puede ser una gran inversión inmobiliaria, independientemente de si se trata de un alquiler estacional o de larga estancia. La rentabilidad del alquiler de una propiedad dependerá de la duración de la estancia y de otras condiciones que caracterizan la inversión. Sin embargo, a grandes rasgos, un contrato de alquiler de 12 meses puede ofrecer una rentabilidad de alrededor del 3% del valor del inmueble.
  • Propiedades comerciales: Los bienes comerciales, como oficinas o propiedades empresariales, pueden ser una gran rentabilidad. Sin embargo, suelen necesitar un mayor capital inicial y un contrato de arrendamiento por más años. Además, los precios de los alquileres pueden variar dependiendo de la fluctuación de los mercados y del precio del arrendamiento.
  • Propiedades industriales: Las propiedades industriales pueden ser destinadas para diferentes usos: fabricación de bienes, naves industriales, producción de servicios, como almacén. Por lo general, las propiedades industriales suelen tener flujos de ingresos fuertes que ayudan a aumentar la rentabilidad. Además, las propiedades industriales pueden segmentarse y aprovechar el arrendamiento de los diferentes espacios que se creen.
  • Propiedades de uso mixto: Las propiedades de uso mixto son los bienes que combinan diferentes categorías en un único activo como, por ejemplo, un edificio de viviendas con locales comerciales. De este modo, este tipo de propiedades ofrecen un mayor grado de diversificación para los inversores y un menor riesgo.
  • Propiedades en desarrollo: Las propiedades sin construir pueden ayudar a diversificar las inversiones inmobiliarias. Los terrenos no construidos tienen una gran atracción para aquellas personas que buscan una inversión de larga proyección. Bien sea para construir un inmueble en ese terreno en bruto o para su conservación, las propiedades en desarrollo pueden ser una oportunidad inigualable para los inversionistas. Sin embargo, los terrenos sin construir requieren de una investigación exhaustiva del mercado y de otros conceptos que pueden hacer optimizar las ganancias.
  • REITS: Para invertir en REITs (Real Estate Investment Trusts) suele ser necesario hacerlo mediante un fondo inmobiliario con el que poder invertir en bienes raíces a los que no se podría tener acceso de otra manera. Por lo tanto, se trata de una fórmula activa con la que las personas pueden invertir y beneficiarse de ventajas como una buena rentabilidad, una inversión diversificada y una administración especializada.
LEA TAMBIÉN | Remesas y pagos con tarjetas internacionales quedan exentas del pago del ITF

Ventajas y desventajas

Algunas de las principales ventajas que la inversión en propiedades inmobiliarias puede conllevar son:

  • Flujo de caja: comprar un inmueble o propiedad puede conllevar una serie de oportunidades financieras e ingresos adicionales. Al comprar una propiedad, la inversión puede obtenerse al alquilarla y conseguir una renta mensual. Es lo que se conoce como flujo de caja.
  • Apreciación: es otro de los ingresos que se pueden obtener mediante la inversión de propiedades inmobiliarias. Así, en caso de que el valor del inmueble aumente, puede ser un buen momento para venderlo y obtener ganancia por ello.
  • Ventajas fiscales: en caso de estar comprando tu primera vivienda, puede que tengas oportunidad de beneficiarse de determinados beneficios fiscales. Además, de manera anual se puede obtener una deducción por depreciación, un porcentaje que corresponde al valor del inmueble adquirido.

Por otra parte, la inversión inmobiliaria también puede conllevar una serie de desventajas:

  • Dificultad: las inversiones inmobiliarias pueden ser difíciles de gestionar ya que se trata de un activo que debe ser cuidado de manera diaria. Además, su alquiler puede conllevar una serie de problemas para gestionar.
  • Inversión tardía: invertir en el sector inmobiliario no es un proceso rápido ni al que se pueda entrar o salir con ligereza. Esta particularidad hace que, normalmente, la conversión del activo en dinero no se produzca de manera inmediata.
  • Tiempo: el proceso de inversión es el sector inmobiliario necesita de mayor tiempo que otras inversiones. Está compuesto por varias fases que han de seguirse para conseguir la inversión futura.

(Con información de Luis Bautista Garrido Palacio)



Source link

Los comentarios están cerrados.