You have not selected any currencies to display

Bl0ckch41nnews: ¿En 2023 y sin un plan de Marketing? Por qué es imprescindible y cómo hacerlo

44

Seamos serios, si queremos que cada zancada que dé tu negocio te acerque al objetivo, tener un buen plan de marketing es condición sine qua non.

El Plan de Marketing es ese documento que reúne la situación de tu compañía, sus metas y las estrategias a llevar a cabo para lograrlas.

¡Muy importante! Antes de ponernos manos a la obra con nuestro plan de marketing debemos hacer un autodiagnóstico de nuestra marca. Si aún no sabes cómo, también te echamos un cable con ello. Si pinchas aquí puedes encontrar tanto un webinar como la documentación de este totalmente gratuitos. Échale un vistazo, son el paso 0 del plan y van a determinar tu punto de partida.

Pero, ¿por qué es tan importante el plan de marketing? Estas son las 5 razones clave:

  1. Marca la dirección general de los esfuerzos de tu negocio.
  2. Aclara tus necesidades y facilita la gestión de los recursos a tu disposición.
  3. Engrana los departamentos de tu empresa dándole un sentido ejecutivo global.
  4. Descubre tus oportunidades de negocio y encuentra a tu público objetivo.
  5. Identifica a tus rivales en el mercado y te prepara para competir con ellos.

Ahora sí, vamos a identificar sencillamente los 8 pasos que debe reunir tu plan de marketing

Análisis interno y del mercado

Es tan fundamental tener una visión interna realista como tener una visión panorámica del mercado. Principalmente porque son dos cuestiones inherentes, inseparables. Para conocer nuestra situación, la del mercado y nuestra posición respecto al mercado, la manera más fácil y habitual es el famoso análisis DAFO, que aúna las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades.

Más allá, del DAFO deberás conocer las particularidades más concretas de tu sector. Desde los datos evolutivos de negocio del último lustro, por ejemplo, hasta las menudencias legales más relevantes. Puedes basarte en estudios públicos acompañándolos de una buena dosis de análisis y conclusiones propias.

Análisis de la competencia

Tienes razón, la competencia es también parte del mercado pero es un asunto tan crucial que merecía un apartado por sí mismo. Conocer a tus adversarios te aportará mucho valor.

La innovación, la creatividad y la diferenciación son valores clave dentro de tu plan de marketing. Si conoces a tu competencia, será mucho más sencillo desarrollar estos puntos. Para ello, lo más recomendable sería realizar un benchmarking de tus oponentes más directos. ¿Cuántos? Tú conoces tus recursos mejor que nadie.

Ten en cuenta sus aciertos, sus errores, su experiencia, sus puntos débiles y sus puntos fuertes. Te van a ahorrar muchos esfuerzos tanto de dedicación como económicos. Puedes aprender mucho de tus competidores.

Identificación de tu audiencia

¿Qué fue antes, el huevo o la gallina? Creamos un producto o servicio y buscamos el público objetivo o encontramos un público objetivo y desarrollamos un producto o servicio. Buena pregunta. Busca en tu interior, bueno en el de tu negocio, para ello acabas de hacer un análisis interno.

Sea como sea debes investigar el público objetivo y sus necesidades. Su género, edad, ocupación, localización, intereses, estilo de vida, tipo de ocio, forma de relacionarse con los demás… todo. Todo lo que sepas de tu audiencia es poco.

Cuando tengas una idea genérica de tu público objetivo, te puedes ayudar de la elaboración de uno o varios buyer persona que hagan zoom, representen y personalicen a tus arquetipos de cliente. Es un ejercicio interesante, pruébalo, te puede ayudar a segmentar.

Determinación de objetivos

Misión, visión… te suena, ¿no? Cuál es nuestra razón de ser y qué queremos conseguir a corto, medio y largo plazo. De ahí es de dónde debemos empezar a tirar para extraer nuestros objetivos.

Los objetivos de nuestro plan de marketing deben ir al alimón con los objetivos corporativos generales. ¿Cuál es la forma más cómoda y eficaz de empezar a definir estos objetivos? Con la premisa de que sean objetivos SMART:

  • Specific: específicos.
  • Measurable: medibles.
  • Attainable: alcanzables.
  • Realistic: realistas.
  • Time-bound: acotados en el tiempo.

Definición de estrategias

Todos los pasos son claves e irremplazables pero quizás aquí es donde se tienen que tomar las decisiones más importantes. La definición y la ejecución de las estrategias planteadas serán la causa, en gran medida, del éxito o fracaso de nuestro plan de marketing.

La referencia más recurrente a la hora de definir las estrategias es las de las 4 P del marketing:

  • Product: estrategia de producto.
  • Price: estrategia de precio.
  • Place: estrategia de venta y distribución.
  • Promotion: estrategia de promoción y comunicación.

Dentro del marketing digital disponemos de infinitos recursos: CRM, SEO, SEM, RRSS, UX, UI, etc. En marketing, a cada solución le encontramos unas siglas.

Elección de KPIs

Los datos son información y la información es poder. Eso es cierto. También es cierto que la ingente cantidad de datos que podemos conocer a día de hoy nos abruma. Es por ello que debemos elegir dónde vamos a poner el foco. Qué indicadores vamos a tener en cuenta a la hora de valorar el rendimiento de nuestras estrategias de marketing.

El hecho de decidir que KPIs son los que vamos a tener en cuenta también facilitará que los esfuerzos se destinen a la consecución de los datos perseguidos. Si puedes automatizar la extracción de datos ahorrarás mucho tiempo y te facilitará mucho llevar a cabo el siguiente punto. Este de aquí abajo.

Medición de resultados y conclusiones

En este momento tu plan de marketing está prácticamente completo y rodando, pero el trabajo no está hecho. Un buen plan de marketing nunca es estático. Debemos estar continuamente analizando los resultados de nuestras estrategias a través de nuestros KPIs y extrayendo conclusiones.

Así, podremos mantenernos en un continuo proceso de optimización que nos llevará a maximizar nuestros resultados; a aprovechar aquello que sí funciona y a desechar aquello que no. Este apartado es el germen del cambio.

Elaboración del presupuesto

No se trata del último apartado por ser el paso final de nuestro plan de marketing ni el menos importante. Realmente debemos tenerlo presente en todo momento para que el plan de marketing sea realista y ejecutable.

Al fin y al cabo el presupuesto determinará la asignación de los recursos y hasta dónde puedes llegar con tus estrategias. Si equilibras bien los esfuerzos el porcentaje de éxito se multiplica exponencialmente.

En este momento ya tienes una visión general pero concreta de qué es un plan de marketing, porqué es una herramienta imprescindible en tu negocio y cómo hacerlo. Esto va evitará el derroche de recursos o el uso de la intuición y sensaciones como ciencias exactas.

Llego la hora de ponerse a trabajar. No lo pienses más y comienza ya a elaborar con nosotros el plan de marketing que tanto necesita tu negocio.

Ver fuente

Los comentarios están cerrados.