You have not selected any currencies to display

Bl0ckch41nnewsNueva «Protección IP» de Google Chrome ocultará las direcciones IP de los usuarios ~ Segu-Info

54


Google se está preparando para probar una nueva función de «Protección IP»
para el navegador Chrome que mejora la privacidad de los usuarios al
enmascarar sus direcciones IP mediante servidores proxy.

Al reconocer el posible uso indebido de las direcciones IP para el seguimiento
encubierto, Google busca lograr un equilibrio entre garantizar la privacidad
de los usuarios y las funcionalidades esenciales de la web.

Las direcciones IP permiten que los sitios web y los servicios en línea
realicen un seguimiento de las actividades entre sitios web, facilitando así
la creación de perfiles de usuario persistentes. Esto plantea importantes
preocupaciones sobre la privacidad ya que, a diferencia de las cookies de
terceros, los usuarios actualmente carecen de una forma directa de evadir
dicho seguimiento encubierto.

¿C’omo es la función de protección de IP propuesta por Google?

Si bien las direcciones IP son vectores potenciales para el seguimiento,
también son indispensables para funcionalidades web críticas como enrutamiento
del tráfico, prevención de fraude y otras tareas vitales de la red.

La solución «Protección IP» aborda esta doble función enrutando el tráfico de
terceros desde dominios específicos a través de servidores proxy, haciendo que
las direcciones IP de los usuarios sean invisibles para esos dominios. A
medida que el ecosistema evolucione, también lo hará la protección IP,
adaptándose para continuar protegiendo a los usuarios del seguimiento entre
sitios y agregando dominios adicionales al tráfico proxy.

«Chrome está reintroduciendo una propuesta para proteger a los usuarios contra
el seguimiento entre sitios a través de direcciones IP. Esta propuesta es un
proxy de privacidad que anonimiza las direcciones IP para el tráfico
calificado como se describe anteriormente»,
se lee en una descripción de la función
de Protección IP.

Inicialmente,
la protección de IP será una función opcional, que garantizará que los usuarios tengan control sobre su privacidad y
permitirá a Google monitorear las tendencias de comportamiento. La
introducción de la función se realizará por etapas para adaptarse a las
consideraciones regionales y garantizar una curva de aprendizaje.

En su enfoque inicial, sólo los dominios enumerados se verán afectados en
contextos de terceros, centrándose en aquellos que se perciben como
rastreadores de usuarios.

En la primera fase, denominada «Fase 0», Google enviará solicitudes de proxy
sólo a sus propios dominios utilizando un proxy propietario. Esto ayudará a
Google a probar la infraestructura del sistema y ganar más tiempo para ajustar
la lista de dominios.

Para empezar, sólo los usuarios que hayan iniciado sesión en Google Chrome y
con direcciones IP basadas en EE.UU. pueden acceder a estos servidores proxy.
Un grupo selecto de clientes será incluido automáticamente en esta prueba
preliminar, pero la arquitectura y el diseño sufrirán modificaciones a medida
que avancen las pruebas.

Para evitar un posible uso indebido, un servidor de autenticación operado por
Google distribuirá tokens de acceso al proxy, estableciendo una cuota para
cada usuario.

En las próximas fases, Google planea adoptar un sistema de proxy de 2 saltos
para aumentar aún más la privacidad.
«Estamos considerando utilizar 2 saltos para mejorar la privacidad. Un
segundo proxy se ejecutaría mediante una CDN externa, mientras que Google
ejecuta el primer salto»
, explica el documento explicativo de Protección IP. «Esto garantiza que
ningún proxy pueda ver tanto la dirección IP del cliente como la de destino.

Como muchos servicios en línea utilizan GeoIP para determinar la ubicación de
un usuario para ofrecer servicios, Google planea asignar direcciones IP a
conexiones proxy que representen una ubicación «aproximada» de un usuario en
lugar de su ubicación específica, como se ilustra a continuación.

Entre los dominios donde Google pretende probar esta función se encuentran sus
propias plataformas como Gmail y AdServices. Google planea probar esta función
entre Chrome 119 y Chrome 225.

Google explica que existen algunas preocupaciones de ciberseguridad
relacionadas con la nueva función de Protección IP. Dado que el tráfico se
enviará a través de los servidores de Google, puede resultar difícil para los
servicios de seguridad y protección contra fraudes bloquear ataques DDoS o
detectar tráfico no válido.

Además, si uno de los servidores proxy de Google se ve comprometido, el actor
de la amenaza puede ver y manipular el tráfico que pasa por él. Para mitigar
esto, Google está considerando exigir a los usuarios de la función que se
autentiquen con el proxy, evitando que los servidores proxy vinculen
solicitudes web a cuentas particulares e introduciendo limitaciones de
velocidad para evitar ataques DDoS.

Fuente:
BC




Source link

Los comentarios están cerrados.