You have not selected any currencies to display

La nueva aplicación para aprender con el método Kumon

25

Desde hace ya más de 60 años, el método Kumon ha ayudado a millones de estudiantes en todo el mundo gracias a sus cuadernos de ejercicios en papel sobre matemáticas, comprensión lectora e inglés. Ahora, estos han dado el salto al formato digital con la nueva aplicación KUMON CONNECT, que combina el material didáctico digital para el alumnado al que pueden acceder para trabajar con su tableta y lápiz digital, con una plataforma para el orientador. Desde ella puede conectar con sus estudiantes, ver sus datos de evolución, analizar su trabajo, programar los siguientes cuadernillos y comunicarse con ellos para transmitirles mensajes de motivación o de ayuda para que sigan aprendiendo del material didáctico.

Con KUMON CONNECT, los estudiantes pueden disponer de las actividades y los ejercicios en cualquier momento y lugar, y acceder a los tres programas con los que los aprenden de forma autodidacta: Kumon Matemáticas, Kumon Lectura y Kumon English. Estos están diseñados para permitir que el alumnado progrese a su propio ritmo a través de distintos niveles hasta finalizar el último de ellos y concluir así el programa. Además, en todo momento, un orientador está presente para guiar el proceso de aprendizaje, establecer objetivos y fomentar habilidades y actitudes necesarias para el aprendizaje autodidacta.

Kumon Connect

Del mismo modo, contar con KUMON CONNECT ayuda a las familias a incrementar el rendimiento académico de sus hijos, dando una solución 100% personalizada y desarrollando capacidades y actitudes que se generalizan a todo el contexto educativo. Para ello, trabajan con contenidos básicos para todo el itinerario escolar y vital, generándoles una actitud autodidacta y adulta hacia el aprendizaje. Las familias también pueden acceder al método Kumon a través de sus más de 200 centros en España y ahora, gracias a KUMON CONNECT, estará cada vez más presente entre la oferta de extraescolares de los colegios

Desarrollar sus competencias digitales

“Los menores del siglo XXI son potencialmente nativos digitales, es necesario que tengan acceso a la tecnología, que la usen de forma adecuada y que reciban una educación que les ayude a desarrollar sus competencias digitales”, explica Miguel Angel González, director regional de Kumon España. Por ello, recalca que la tecnología en ningún caso puede sustituir al docente, por lo que la tableta y KUMON CONNECT no tienen ningún valor sin la gestión de un profesional que toma decisiones y oriente a estudiantes y familias. “No hay un algoritmo ni un programa que decide, no hay comunicación estandarizada… KUMON CONNECT está al servicio del proceso enseñanza-aprendizaje. El orientador marca la diferencia en el aprovechamiento de los programas y en los resultados del mismo”, destaca González.

Personalizar el aprendizaje y mantener la escritura a mano

KUMON CONNECT también permite obtener información cualitativa y cuantitativa del proceso de aprendizaje de cada estudiante. Además, aporta instrumentos de comunicación, de establecimiento de objetivos, de motivación… Por otro lado, con ella es posible trabajar con un entorno tecnológico, pero sin dejar de lado la escritura a mano. Para el director de Kumon España esto es realmente importante, pues subraya que “diversas investigaciones han evidenciado que tiene múltiples ventajas, como el aumento de la retención de información, la mejora de la ortografía y un procesamiento cognitivo más profundo y efectivo. Cuando escribimos a mano entran en juego muchas más áreas del cerebro que cuando solo necesitamos pulsar una tecla, porque se activa la coordinación entre cerebro-ojos-mano, y debemos concentrarnos mucho más para escribir y desarrollar nuestras ideas”. Así, la app registra en la tableta todos y cada uno de los trazos que realiza cada estudiante, dejando grabación de los mismos para que los orientadores puedan analizarlos en cualquier momento.

Kumon Connect

Contenido adaptado al estudiante

Kumon y KUMON CONNECT permiten que el contenido se adapte al alumno y no al revés. “Habitualmente es el estudiante el que tiene que dominar un determinado contenido (que implica una actitud y unas capacidades y habilidades) en un curso y edad concreta, etcétera. Si no es así el tren no se para, lo que genera desfases entre lo que el curso requiere y lo que el alumno es capaz de realizar”, señala el director regional de Kumon España.

Para hacerle frente, en la aplicación cada estudiante va a su ritmo y aprende un contenido nuevo cuando está preparado (tiene las capacidades y los conocimientos previos) para aprenderlo y dominarlo. “Cada alumno tiene el material más adecuado para su evolución. El orientador decide cuál es ese material y la forma de realizarlo en cada momento. De esta manera, permite que el orientador tenga más información y herramientas en su mano para decidir más acertadamente el itinerario formativo de cada estudiante”, afirma González.

Ver fuente

Los comentarios están cerrados.