You have not selected any currencies to display

Los robots que ayudan a introducir robótica y programación de forma transversal en Infantil

27

Situado en la localidad sevillana de Écija, mi colegio es de una sola línea desde segundo ciclo de Educación Infantil hasta Educación Secundaria Obligatoria. Lo consideramos un centro muy familiar, de hecho tenemos un cartel en la entrada que indica: “El colegio es tu casa”. Nuestro Plan de centro está volcado en la innovación pedagógica, así como en el desarrollo de las competencias curriculares y digitales que prepara al alumnado para afrontar con éxito los retos de la sociedad del siglo XXI. Tenemos certificado STEAM Reference School, en el nivel plata, que avala la innovación educativa con enfoque STEAM (Science, Technology, Engineering, Art y Mathematics) en el currículo de las tres etapas educativas. 

En Infantil, en concreto, llevamos desde 2016 trabajando los contenidos de forma transversal con la ayuda de la programación y robótica de la mano del robot Next 1, de Edelvives. Cinco años después, en 2021, recibimos una formación por parte de los profesionales de esta editorial y empezamos a utilizar el robot Go Kubo!, convirtiéndose para el profesorado de esta etapa en un recurso muy motivador porque no sólo nos permite trabajar el pensamiento computacional, sino también multitud de contenidos curriculares. Además, al poder crear nuestros propios tapetes y disfraces para el robot podemos relacionarlo con cualquier situación de aprendizaje o centro de interés que queramos llevar a cabo en el aula.

Jugando Robótica

En el primer trimestre, por ejemplo, con la situación de aprendizaje en el aula de 5 años ‘Y, tú, ¿qué quieres ser de mayor?’ nos hemos adentrado en el mundo de las profesiones partiendo de las ideas previas de nuestros niños, analizando qué trabajos conocían, en qué trabajaban sus familiares, qué herramientas o utensilios se necesitaban, dónde se desarrollaban dichos oficios… Hemos realizado multitud de actividades motivadoras que nos han permitido trabajar todos los ámbitos del alumnado: personal, intelectual, social y emocional. Y dentro de éstas, hemos llevado a cabo sesiones de robótica y programación con nuestros robots Go Kubo! y Next 1.

El factor sorpresa genera ilusión y motivación no sólo a los peques sino también a las maestras al preparar las sesiones. ¿En qué se convertirá hoy el robot? O ¿qué reto tendrá que superar? Así, Kubo ha llegado a ser, entre otros oficios, un policía que tenía que atrapar al ladrón en el tapete de la ciudad; un barrendero que recogía las hojas caídas del otoño; la ovejita que visitaba al niño Jesús en el Portal; o el encargado de recoger los ingredientes para preparar un delicioso gazpacho andaluz. Desde los 3 años tenemos establecido, dentro de nuestro horario, una hora semanal para trabajar tanto la robótica como la programación con Kubo o Next. En ella desarrollamos una secuencia de programación en la que en el curso de 3 años se trabajan sobre todo las rutas y primeros giros; en la de 4 años introducción de las funciones y bucles, y en 5 años las subrutinas y funciones recursivas.

Una sesión con Go Kubo!

Lo primero que hacemos es analizar la temática del tapete (utilizamos tanto los propios de la editorial como los que nosotros elaboramos según nuestro centro de interés). Disfrazamos a nuestro robot y nos planteamos el reto para que los niños piensen y coloquen la secuencia de programación, por ejemplo, disfrazado de médico debe llegar a su consulta de cardiología o de nazareno para que llegue a la iglesia correspondiente de su hermandad. Los niños se convierten en Kubo realizando ellos mismos el recorrido sobre unas tarjetas gigantes, lo que nos permite trabajar la orientación espacial, direccionalidad… A continuación, programamos a nuestro robot para saber si consigue el reto planteado. Y, por último, plasmamos en papel la secuencia del recorrido. 

Tras una sesión, comprobamos que trabajamos contenidos propios de la temática y también se fomenta la resolución de problemas, la capacidad de análisis, el trabajo en equipo, se desarrolla la curiosidad y la creatividad, se potencia la búsqueda de soluciones y se incrementa el interés por la ciencia y la tecnología. En definitiva, Nubo en el aula se ha convertido en un recurso y material manipulativo y motivador que nos posibilita trabajar distintas áreas y contenidos de manera integrada.

La colaboración de las familias

Por otro lado, nuestra metodología de trabajo por proyectos permite a las familias colaborar en muchos talleres y actividades participando dentro de la vida en el aula. Son conocedoras de esta forma de trabajar desde las jornadas de puertas abiertas previas al período de escolarización donde abrimos las puertas del centro para mostrar cómo manejan los niños los robots en el aula y cómo nos permiten trabajar lectoescritura, emociones o distintas temáticas desde los más pequeños. Toda esta práctica educativa hemos tenido la oportunidad de compartirla en diferentes eventos como la Code Week de la Comisión Europea, el III Congreso Internacional de Innovación y Tecnología Educativa de Educación Infantil, la Feria de las Ciencias de Sevilla o como formadores de Edelvives para otros compañeros. 

Como maestra, considero imprescindible seguir formándonos continuamente y estar al día en todo lo que suponga metodologías activas, compartiendo y enriqueciéndonos con las experiencias de otros.


Avatar De Educación 3.0

Somos el medio de comunicación líder en innovación educativa, nuevas tecnologías y metodologías, innovación docente, formación y recursos para profesores.

Ver fuente

Los comentarios están cerrados.