You have not selected any currencies to display

La tradición en lo moderno

61


Dentro de las partes fundamentales de una vivienda se encuentra el techo, pues, es el encargado de dar protección contras las inclemencias del clima y de los efectos del sol tanto a la estructura como a las personas que habitan el lugar, además, da abrigo y confort a los espacios internos de la propiedad. Una de las cubiertas más empleada en el mundo de la construcción es el techo a cuatro aguas, su singular forma llama poderosamente la atención ya que está realizado de manera inclinada sin extremos verticales o abiertos dando una apariencia tradicional, pero a la vez moderna.

Contenido

Los techos a cuatro aguas

Se denomina techo a cuatro aguas a aquel tipo de cubierta que posee cuatros faldones o superficies inclinadas que van desde la zona central de la cubierta hacia las cuatro fachadas de la vivienda. Es muy común ya que la mayoría de las edificaciones son de forma rectangular, lo que permite la instalación de ventanas en la parte vertical de las pendientes laterales, ganando así más espacio habitable.

Los techos a cuatro aguas, fueron muy comunes tanto en la antigua Roma como en Grecia, en donde tuvieron gran aceptación, posteriormente fueron empleándose en otros territorios como Italia. Allí son muy comunes y gracias a la inmigración italiana, en muchos países como Venezuela, se han puesto en marcha la construcción de este tipo de techo.

Techos a cuatro aguas: La tradición en lo moderno - Armando Iachini

Materiales a utilizar en un techo a cuatro aguas

Los techos a cuatro aguas pueden ser revestidos con distintos materiales presente en el mercado y Construcciones Yamaro explica algunos de ellos:

Este material resulta muy eficaz al momento de revestir la superficie de la cubierta, pues, es de fácil colocación y mantenimiento, lo que se traduce en ahorro de costo y tiempo, de igual manera, evita que el techo se pudra por la acción del agua de lluvia. Así mismo, impide que los rayos de sol deterioren la estructura, sobre todo en aquellas regiones venezolanas donde el calor es inclemente.

Sin duda, la madera es uno de los materiales más populares para emplearlo como revestimiento debido a su alta calidad, frescura, diseño y aspecto natural, así como su resistencia y durabilidad, son puntos a su favor. Los ambientes se vuelven más acogedores con la presencia de este elemento, además, al momento de descartarlo, no produce ningún tipo de contaminación.

Este es otro material que funciona muy bien como revestimiento para los techos a cuatro aguas porque otorga una apariencia única y ofrece un alto índice de protección. Su vida útil puede ser entre 15 y 20 años, vienen en una gran variedad de diseños y tonalidades.

La piedra natural especialmente la pizarra, es un material que se une muy bien a los techos a cuatro aguas, dando un aspecto moderno a los espacios.

Ventajas y desventajas

Los techos a cuatro aguas o techos a cuatro cubiertas como también se le conocen, ofrecen algunas ventajas, pero a su vez, tienen ciertos puntos negativos. Entre las ventajas se encuentran:

  • Es un techo más aerodinámico debido a que no tienen superficies verticales ni planas, por lo que es una excelente alternativa para aquellas regiones con viento muy fuertes.
  • Proporcionan un buen drenaje lo que facilita que el agua de lluvia y la nieve, puedan desaguarse fácilmente debido a la gravedad.
  • Los faldones ofrecen igual protección contra los vientos fuertes en cualquier lado de la casa.

Desventajas

  • Su coste es mayor ya que su ejecución es muy compleja.
  • No puede ser utilizado como terraza y dar un espacio extra.

Techos a cuatro aguas: La tradición en lo moderno - Armando Iachini

Los techos a cuatro aguas son cubiertas que poseen lados inclinados sin extremos verticales o abiertos, lo que le da un aspecto más elegante y moderno, pero también aporta un estilo tradicional.



Source link

Los comentarios están cerrados.