You have not selected any currencies to display

Bl0ckch41nnewsRevelan en EE.UU. una masiva filtración de datos de inteligencia de la guerra en Ucrania

116


Los funcionarios norteamericanos y europeos no logran entender cómo se
difundieron en Internet las decenas de documentos clasificados
sobre
toda clase de operaciones de espionaje.

El sábado, mientras se desvelaban por entender cómo decenas de documentos
clasificados de inteligencia habían terminado en Internet, los funcionarios de
Estados Unidos y sus países aliados se quedaron pasmados, y por momentos
enfurecidos, por el extraordinario grado de detalle con que exponían el
espionaje de Estados Unidos sobre sus amigos y enemigos por igual.

Los documentos, que en parte parecen provenir del Pentágono y están marcados
como «altamente clasificados», contienen información táctica sobre la
guerra en Ucrania, incluso sobre las capacidades bélicas de ese país. Según un
funcionario del Pentágono, muchos de esos archivos parecen haber sido
preparados durante los últimos meses por el general Mark A. Milley, jefe del
Estado Mayor Conjunto y otros altos militares norteamericanos, pero también
tenían acceso a ellos otros militares y empleados contratados autorizados.

Entre los documentos también hay análisis de las agencias de inteligencia
norteamericanas sobre Rusia y varios otros países, todos en base a información
recolectada de fuentes clasificadas.

Los detallados informes y resúmenes ofrecen una oportunidad inusual de ver
cómo funciona el espionaje norteamericano desde adentro. Entre otros secretos,
parecen revelar los lugares donde la CIA reclutó agentes al tanto de las
conversaciones privadas entre líderes mundiales, escuchas clandestinas que
muestran que un equipo de mercenarios rusos intentó comprarle armas a un
aliado de la OTAN para usarlas contra Ucrania, y el tipo de imágenes
satelitales que usa Estados Unidos para monitorear a las fuerzas de Rusia,
incluida una avanzada tecnología de la que nadie parece haber tenido noticia,
al menos públicamente.

Desde varios países, los funcionarios dicen estar tratando de evaluar el daño
causado por las filtraciones, y muchos se preguntan cómo pasaron
desapercibidas en Internet durante tanto tiempo. Las fotos de varias decenas
de páginas de documentos altamente clasificados —que por la imagen parecen
haber sido imprimidos y luego doblados— fueron compartidas el 28 de febrero y
el 2 de marzo en la plataforma Discord, un chat muy popular entre los gamers.
Los documentos fueron subidos por un usuario a un servidor llamado
«Wow Mao».

Algunos de los documentos parecen ser evaluaciones detalladas del campo de
batalla de Ucrania preparadas durante los últimos meses para los altos mandos
del Pentágono. Pero los funcionarios se dieron cuenta de que los documentos
estaban en un servidor público recién el jueves, cuando el diario
The New York Times informó
por primera vez de la filtración, según personas familiarizadas con el asunto
que hablaron bajo condición de anonimato para poder referirse a una
investigación en curso.

Según dos de esas fuentes, el viernes
los altos mandos del Pentágono reaccionaron restringiendo la circulación de
material de inteligencia
. Al parecer, la restricción es inusualmente estricta, señal del pánico que
cunde entre los líderes del Pentágono.

A un funcionario de inteligencia europeo le preocupa la medida, porque si
Washington restringe el acceso de sus aliados a futuros informes de
inteligencia, podría dejarlos a ciegas. Muchos de los documentos filtrados
están etiquetados como NOFORN, lo que significa que no pueden ser entregados a
ciudadanos extranjeros.

Pero otros fueron autorizados para ser compartidos con aliados cercanos de
Estados Unidos, incluida la alianza «Five Eyes integrada por Estados Unidos,
Gran Bretaña, Canadá, Australia y Nueva Zelanda. Algunos de los documentos
contienen inteligencia de Estados Unidos sobre las actividades británicas y
canadienses, lo que sugiere que el efecto derrame de las filtraciones no se
limitará al territorio norteamericano.

«Necesitamos manejar bien esta situación, tanto interna como
externamente»
, dice otro funcionario del Pentágono.
«Hay muchas instituciones y agencias que quedan involucradas».

El Departamento de Justicia abrió una investigación sobre la filtración. Hasta
el momento, la plataforma Discord, donde se publicaron las imágenes, se negó a
hacer comentarios. El verdadero alcance de las filtraciones no está claro. El
funcionario de defensa dice que lo compartido online probablemente es
resultado de una sola divulgación de un paquete de documentos, pero no tienen
certezas.

Las 50 páginas revisadas por el diario The Washington Post involucraron a casi
todos los rincones del aparato de inteligencia estadounidense. Los documentos
describen actividades de inteligencia en la Agencia de Seguridad Nacional, la
CIA, la Agencia de Inteligencia de Defensa, las fuerzas de la ley y la Oficina
Nacional de Reconocimiento (NRO), tal vez la agencia de inteligencia más
secreta del gobierno, responsable de una megamillonaria constelación de
satélites espía.

Los documentos se refieren principalmente a la guerra en Ucrania y muestran la
forma en que Estados Unidos hace seguimiento del estado y trayectoria del
conflicto. Ese análisis revela decisiones políticas cruciales de la
administración Biden, incluyendo qué armas proporcionarle a Ucrania y cómo
contrarrestar la estrategia de batalla de los rusos.

Una descripción fechada el 23 de febrero sobre los combates en la región del
Donbass, por ejemplo, anticipa que
«la gran campaña de desgaste de Rusia probablemente se encamina a un punto
muerto, frustrando el objetivo de Moscú de capturar toda la región en
2023»
.

Esa declaración de confianza, destacada en negrita, aparece respaldada por
información obtenida
«de imágenes comerciales y otras recopiladas por la NRO», de una nueva
generación de satélites infrarrojos, de inteligencia de señales, y de
«informes de enlace» —una referencia a la inteligencia de un gobierno
aliado—, sobre el acelerado ritmo de consumo de municiones de la artillería
rusa, las crecientes pérdidas de tropas y la incapacidad de los militares del
kremlin para lograr avances territoriales significativos durante los últimos
siete meses.

Que las evaluaciones de inteligencia de Estados Unidos se hacen en base a
varias fuentes no era ningún secreto, pero los funcionarios norteamericanos
dicen que estas filtraciones tan detalladas pueden ayudar a Moscú a cortar
algunos de esos canales de información. El informe del estado del campo de
batalla del 23 de febrero, por ejemplo, nombra una de sus fuentes como
«video de LAPIS», una tecnología que los funcionarios describen como un
sistema satelital avanzado que permite una mejor imagen de los objetos en
tierra y que a partir de ahora podría ser más vulnerable a interferencias o
bloqueos rusos. Desde el Pentágono dicen que el sistema LAPIS es una de las
tecnologías más secretas del arsenal de inteligencia norteamericano.

Los documentos también revelan algo que se daba por sobrentendido pero que
nunca se expresó públicamente con tanta precisión: que los servicios de
inteligencia de Estados Unidos ha penetrado tan profundamente en el ejército
ruso y sus altos mandos que puede advertirle a Ucrania antes de sus ataques y
evaluar las fortalezas y debilidades de las fuerzas rusas en base a
información real.

Los documentos señalan numerosos éxitos de la inteligencia de Estados Unidos
durante el conflicto, pero también revelan hasta qué punto han mermado las
fuerzas ucranianas después de más de un año de guerra.

Otros de los informes filtrados reflejan las ramificaciones geopolíticas de la
guerra en Ucrania. El resumen de un análisis de la CIA, por ejemplo, dice que
probablemente Pekín aprovecharía los ataques de Ucrania en el interior del
territorio ruso
«como una oportunidad para presentar a la OTAN como el agresor», y que
China podría aumentar su apoyo a Rusia si consideraba que esos ataques eran
«significativos».

Desde Estados Unidos y Europa ven con recelo la alianza entre Moscú y Pekín. Los
funcionarios de ambos lados del Atlántico dicen que hasta ahora no hay indicios
de que China haya accedido al pedido de ayuda militar letal de Rusia. Sin
embargo, un ataque ucraniano a Moscú con armas proporcionadas por Estados Unidos
o la OTAN probablemente implicaría para Pekín que
«Washington fue directamente responsable de la escalada del conflicto» y
le daría a China una justificación para entregarle armas a Rusia, concluye el
informe.

Los documentos filtrados también muestran que Washington vigila de cerca los
avances nucleares de Irán. Un informe fechado en febrero señala al pasar que
en los últimos días Irán había realizado pruebas de misiles balísticos de
corto alcance, y otro informe hace un balance del análisis recientemente
publicado por el Organismo Internacional de Energía Atómica sobre los
esfuerzos de Irán para ampliar sus instalaciones de enriquecimiento de uranio.

El 13 de abril, el fiscal general de Estados Unidos, Merrick Garland,
confirmó
el arresto de Jack Teixeira, un joven de 21 años y miembro de la Guardia
Nacional Aérea de Massachusetts. Días atrás, las autoridades afirmaron que
las revelaciones plantean “un riesgo muy serio a la seguridad nacional”

Por Shane Harris y Dan Lamothe / Traducción de Jaime Arrambide

Fuente:
La Nación





Source link

Los comentarios están cerrados.