You have not selected any currencies to display

Miguel Sabal: Todos podemos emprender

28


 

Miguel
Sabal: Todos podemos emprender

Reseña
de un libro necesario

Todos
los días se comenta sobre la importancia de
emprender,
de cumplir los sueños y metas que se encuentran alojados en lo más profundo de
nosotros. Se repite hasta la saciedad que emprender es un camino que puede, a
primera vista, resultar un desafío, pero que la recompensa hace que
cualquier dificultad valga la pena
. Lo que no nos explican estas frases y
consejos motivacionales es cómo hacer, ¿Cómo emprender? El nuevo libro de
Miguel
Ángel Sabal
, ingeniero, emprendedor en tecnología con
fines educativos y profesor universitario,
[1]
busca responder las dudas de una manera cercana, práctica y adaptada a estos
tiempos de cambios veloces e impredecibles.

Este
libro consta de cuatro capítulos, el primero dedicado a la
filosofía
del emprendimiento
; el segundo al proceso emprendedor; y los
últimos dos, el tres y el cuatro, son guías prácticas para la elaboración del
plan de negocios y la solicitud de financiamiento.

Adentrémonos
en el primer capítulo: “Emprender: ¡Vale la pena!”, Sabal lo explica desde la
experiencia. No solo por el afán en su país natal, Venezuela, de crear empresas
dedicadas al turismo, a la educación y su integración con la tecnología, también
porque él ha sido formador de jóvenes emprendedores. Como profesor en una de
las escuelas de gerencia más prestigiosas de América Latina,
[2]
el
IESA,
ayudó a sus alumnos a llevar sus ideas al siguiente nivel. En este capítulo nos
dice:

“Emprende
quien tiene confianza en sí mismo y
está seguro de que podrá superar todas las dificultades que puedan presentarse
en el camino. Además, es quien apuesta a que el producto o servicio que
prestará será aceptado por sus clientes.

Emprenden
los apasionados.  Aquellos que encuentran algo que realmente
les gusta hacer y que están dispuestos a dedicar muchas horas extras para alcanzar
los objetivos que se plantean.

Emprenden
los que asumen riesgos, es decir,
aquellos que no saben exactamente qué consecuencias van a tener sus decisiones,
pero se atreven a pesar de la incertidumbre.”

Y
Miguel Sabal ha hecho de la confianza en sí mismo un instrumento para asumir
riesgos y construir proyectos apasionados, como lo fue su etapa en la directiva
de la
fundación Futuro
Presente
y con el programa Lidera,
en el que se formaron jóvenes liderazgos en lo social y empresarial, muchos de
los cuales hoy en día tienen negocios robustos y con miras a seguirse
expandiendo con mucho porvenir.

El
capítulo dos de esta obra está titulado “El proceso del emprendedor”, lo cual
se estructura en cinco pasos en los que se incluyen: Tomar la decisión, pensar
y seleccionar la idea de negocio, selección de socios, establecer las reglas de
esa nueva asociación y el inicio de la elaboración del plan de negocios. Sobre
el paso primordial, la toma de decisión, Sabal llena de ánimo al lector y le
dice: “El primer paso del proceso emprendedor es tomar la decisión. Hay quienes
afirman que emprender requiere de innovación o de una idea extraordinaria e
inédita o que se requiere obligatoriamente algún capital inicial. Si bien estas
dos variables (dinero e innovación) son elementos virtuosos que contribuyen y
facilitan el arranque de una iniciativa de negocio, el factor más relevante e
insustituible es el propio emprendedor”.

Ahora
vayamos a los capítulos tres y cuatro. Elaborados de forma más práctica, son
una guía para aterrizar en papel y llevar a la práctica el nacimiento de ese
nuevo emprendimiento. ¿Cómo hacer un plan de negocios? Sabal lo resume de esta
manera en el tercer capítulo titulado “Manos a la obra”:

Cuando
somos niños y tenemos muchos deseos de ganar un juego, utilizamos la frase
“hagamos un plan”, es decir, nos detenemos por un momento, antes de seguir la
competencia para pensar cómo alcanzar el objetivo, evaluar las distintas
alternativas existentes y después ponerlas en práctica. Muchas veces en los
juegos hasta dibujamos todo lo que haremos, analizamos nuestros competidores
(los otros equipos), pensamos qué harían ellos y cómo lo podemos hacer mejor.
Por lo general, el equipo que gana el juego es el que diseñó el mejor plan y
fue disciplinado en su puesta en práctica.

El
cuarto capítulo: “El primer empujón”, cierra de manera magistral este ciclo que
Sabal abre ante los lectores, dejando en ellos una conciencia de todos los
elementos que conllevan aprender a emprender. Además, cuenta con un modelo para
solicitar financiamiento. ¿Qué más cuenta este capítulo? Como bien indica su
resumen programático: Importancia del financiamiento, la reputación y el futuro.
¿cómo llenar una ficha técnica de solicitud de financiamiento?

Este
libro de Miguel Sabal responde a fielmente a su título: Todos podemos
emprender, porque cuando alguien con experiencia en la teoría y práctica se
sienta a reflexionar y construye una metodología de acción, está legando no
solo el interés de nuevos emprendedores, sino la transformación de una sociedad
que tendrá más elementos para escoger, más negocios que con ingenio, innovación
y esfuerzo, moldearán el mundo del presente y del mañana.

 



Source link

Los comentarios están cerrados.